Foto: archivo.

Una guerra comercial entre empresarios asiáticos fue la que se vivió el pasado lunes (13.5.19) por la tarde, en el centro de Tucupita. Dos propietarios de negocios pugnaron por clientes.

Los clientes que se encontraban en el lugar podían ver la diferencia de precios marcados en los productos de ambos locales, cuyos dueños son de la China. Conforme más personas se aglomeraban a las afueras de uno de los comercios, los costes comenzaron a variar con tendencia a la baja.

Una barra de cinco jabones de las marcas Kean y Gloria, tenían un coste de 11.800 en uno de los locales, mientras que en el otro negocio asiático, este mismo artículo marcaba 9.800 Bs.

Un paquete de 20 pañales desechables de la marca Chikool resaltaba a un valor  de 23 mil bolívares en uno, y en el otro lugar, costaba 19 mil bolívares.

Un paquete de toalla sanitaria de marca Alvays tenía un importe de 3.500 bolívares en uno de los comercios, mientras que en el otro, costaba 2.000 bolívares.

El cepillo dental, que en uno de los locales valía 1.800, en el otro: 1000 bolívares.

“Era como una locura, la gente se iba a donde todo estaba más barato, cruzaban la calle y regresaban, porque ya un chino había bajado el precio de otro producto y así, fue como un remate”, relató una madre de familia, quien admitió haber comprado algunos productos en ambos comercios, en guerra de precios.

Una gran cantidad de asiáticos han establecido nuevos negocios en los que se expende artículos de aseo personal y de limpieza doméstica. En medio de la alta oferta, la demanda parece estar imponiéndose.

Loading...
Compartir