El sector Sabana Grande, perteneciente a la parroquia Las Cocuizas, del municipio Maturín, se suma a la lista de comunidades que se ven afectadas por el problema de la basura en sus calles.
Aseguran que desde hace ocho meses, no han sido visitados por los camiones de aseo urbano.
Luisa Cedeño, vecinade la comunidad, indicó que la avenida principal de la zona está instransitable por la acumulación de desperdicios.
“Son montañas de basura las que se han acumulado. ¿Dónde están los camiones?”.
Los afectados denunciaron que los malos olores son insoportables, acarreando enfermedades en los más pequeños.
Acotaron también que personas de zonas aledañas llegan a la comunidad y “tiran” desperdicios.
“A toda hora vienen personas de otros sectores y botan residuos. Hace días llegó un hombre en una camioneta con cinco sacos llenos de basura y tres cauchos y los lanzó en la vía principal”, indicó Yerami Rodríguez, quien también añadió que se ven en la obligación de pagarles a vehículos particulares para que les boten la basura de su casa.
Destacaron que si bien es cierto que todos como vecinos deberían de unirse y mantener sus calles limpias, es responsabilidad de la Alcaldía realizar la recolección, aunque sea dos veces a la semana.
Otra de las calamidades que padecen las familias de esta comunidad, es el déficit de agua.
Manifestaron que la bomba que suministra el vital líquido se dañó, por lo que tienen que buscarlas en otros sectores y que en ocasiones deben comprar botellones hasta en Bs. 10 mil.
“Ni las cisternas pasan para que nos llenen los tambores. Estamos viviendo practicamente como camellos. La situación está muy crítica para estar dejando el sueldo en agua”, apuntó Susana Marcano.
Por su parte, la habitante de Sabana Grande, Visnaidy Díaz, manifestó que las pocas veces que sale agua de los grifos es de color amarilla, por lo que se evitan consumirla en los hogares.
“Queremos soluciones para nuestras problemáticas”.

Loading...
Compartir