Foto referencial

Residentes y peatones que recorren a diario el tramo que va entre la Av. San Cristóbal y calle Sucre,en el centro de la capital del estado Delta Amacuro, han cuestionado la presencia de excrementos de perros  que se pueden observar a primeras horas de la mañana.

Los mismos transeúntes han señalado que las heces son de dos perros grandes que mantienen la seguridad de una vivienda, y su propietario los saca a diario para haga sus necesidades fisiológicas.

“Ya los perros están acostumbrados, todas las mañanas los sacan, y dejan esas (cosas) ahí”, informó Juan Marcano, residente del sector, cuya ruta diaria es la calle Bolívar.

La presencia de heces fecales, no solo pertenece a los perros gigantes, sino también, a los que viven abandonados en las calles de la capital deltana, lo que ocasiona oles pútridos que incomoda a los transeúntes.

En Tucupita, una cantidad creciente de perros recorren las calles, número que va en aumento por la capacidad de reproducción que tienen estos animales, cuyo control es inexistente.

Una perra hembra, tiene la capacidad de procrear a partir de los seis meses de edad, y las callejeras, están más vulnerables  porque el entrar en la etapa de celo, son inmediatamente cortejadas por los machos.

De allí que la población va aumentando rápidamente, y esto sin considerar que cada hembra puede llegar a parir entre seis y diez perros.

El esfuerzo de las organizaciones no gubernamentales, ha sido altruista, sin embargo, es insuficiente, mientras los costos de esterilización son elevados.

Loading...