“Con 30 años en la soldadura y 24 años en la venta de jugo de caña, dejé la soldadura y la caña se convirtió en mi principal fuente de ingresos, no le debo a nadie, vivo decentemente y mantengo a mi familia”, nos expresó Héctor José Ortega, el popular “Tolin”.

“Mi guarapo es puro como lo bota el trapiche, del trapiche a la botella. Con ese guarapo levante a mi familia vendiéndolo y alimentándola con el, yo mismo siembro la caña, la compro, la limpio, la muelo y la paso por el trapiche, y mi mujer y una hija lavan las botellas y la envasan. El nieto Miguel González Ortega, alias el “Chepo”, es mi secretario, me ayuda en todo”, manifestó.

“Lo distribuyo en mi casa en Cocuina, las 24 horas del día, está a una casa del módulo de la GNB; lo llevo hasta boca de Macareo, hasta La Horqueta, a todos los rincones del Delta, también lo llevo para Maturín por encargo. Ahora lo buscan para el dengue, para los riñones, le dan uso medicinal. Para pedidos pueden llamarme al 0416-392.07.21, con gusto los atenderé”, indicó.

“La caña siempre ha sido más barata, muchos más que un refresco, y es una muestra que con trabajo decente y honrado, sin necesidad de irnos del país, podemos ganarnos la vida”, finalizó “Tolín”.

 

Loading...