¿Hijos inteligentes, fuertes y bellos? Dale la teta, insiste Alinca

Los médicos Isamar Castillo y Julio Romero, destacaron la importancia de la lactancia materna. Se trata de la acción de amor más pura de una madre hacia un hijo. Aquella mujer que evita hacerlo, debe tomar en cuenta que su niño padecerá de las consecuencias a lo largo de toda su vida.

Castillo y Romero trabajan para la organización no gubernamental Alianza Internacional Cielos Abiertos, Alinca. Esta institución ya arriba  a un año en el Delta, especificamente en los municipios Antonio Díaz y Tucupita.

Junto a la Unicef, adelantan trabajos múltiples con el apoyo de la gobernación del estado Delta Amacuro.

El médico pediatra Julio Romero insiste en la importancia de darle la teta al bebé desde el primer momento de su nacimiento. Lo han hecho saber una vez más este miércoles a través del programa de radio Amanecerá y Veremos que transmite Radio Fe y Alegría.

Romero explica que el niño que no se alimente de la teta, padecerá de consecuencias de bajas defensas que pondrá en riesgo su salud.

«Aquellos niños que no reciben la leche materna, son niños que toda su vida padecerán de frecuentes enfermedades, no será una persona activa, atenta, alegre».

El profesional de la medicina pediátrica insistió en que las fórmulas lácteas son complementarias y nunca deben sustituir la leche materna. Romero se refirió además a los problemas nutricionales de algunas madres y explicó que existen dos vertientes que están causando este problema de salud. Por un lado, algunas madres no toman en cuenta comidas saludables aun pudiendo adquirirla o elegirla, y por otro, están las mujeres que simplemente carecen de la misma en casa.

Para estos tipos de casos, Alinca y el gobierno de Delta Amacuro, han gestionado un departamento de recuperación nutricional en el hospital Dr. Luis Razetti de Tucupita, dos días a la semana, cerca del apartado de inmunizaciones. Ambos médicos atienden solo consultas relacionadas a la nutrición  de las madres o niños menores de 5 años de edad.

Julio Romero detalló que los primeros dos años del niño son cruciales respecto a su alimentación con  leche materna, ya que es la etapa de desarrollo en la que  se generan las defensas y toda  la vitalidad de un ser humano. Un niño que no se alimente del pecho de su mamá, las consecuencias podrían ser irreversibles a partir del tercer a quinto año.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta