Hombre recibe “corrientazos” mientras preparaba comida con una cocina eléctrica, porque no tiene gas

Jesús Cedeño, un hombre de 65 años de edad, que actualmente reside en el sector La Perimetral de Tucupita, relató que ha recibido descargas eléctricas en dos oportunidades, mientras utilizaba su cocina a corriente.

Cedeño es de Barrancas del Orinoco, pero tiene más de una semana en Tucupita, porque su familia vive en el sector La Perimetral.

Él no cuenta con el servicio de gas doméstico desde hace más de seis meses, por eso optó por adquirir una cocina eléctrica de segunda mano. Esta cuenta con una hornilla. Le costó 10 dólares hace cuatro meses.

“Hace dos semanas yo estaba cocinando arroz, soy sincero, solo iba a comer arroz porque no tenía ni aceite para ponerle algo de sabor. Cuando fui a mover el arroz, el cubierto tocó la olla y me dio un corrientazo”, relató el afectado.

Tuvo que desconectar la cocina eléctrica y esperar. Luego volvió a montar el arroz y pudo terminarlo.

El señor Cedeño asegura que se le quitó el hambre y no quería seguir utilizando la cocina eléctrica, pero como no tenía leñas y sus hijos no habían comido, tuvo que arriesgarse nuevamente.

El hombre de 65 años de edad destacó que las cocinas eléctricas se dañan pronto y no es una buena alternativa para las familias que carecen de gas doméstico. “Esas cocinas son un robo, no sirven”.

Además de que se averían rápido y presentan descargas eléctricas, estos aparatos no funcionan óptimamente.

“Si empiezo a cocinar a las 8:00 de la mañana voy terminando a las 11:00 am, es muy lento para cocinar”, dijo el abuelo.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta