Hospital de Tucupita, un centro de salud en medio de carencias, más traslados y sin alternativas

El hospital Dr. Luis Razetti de Tucupita es el centro público de salud más importante del estado Delta Amacuro. La misma crisis por la que atraviesa Venezuela ha penetrado su operatividad, por lo que ahora sucumbe en medio de la falta de medicinas, traslados más a menudo de sus convalecientes y sin mayores espacios sanitarios como alternativa a sus carencias.

La crisis en el sector salud se ha recrudecido en los últimos cuatros años en la capital del estado Delta Amacuro, causando que los pacientes tengan menos probabilidad de conseguir sus tratamientos médicos y que haya más traslados de convalecientes  a otros centros asistenciales del país.

Falta de fármacos

Matías Jiménez es un adulto mayor que vive en Tucupita. Cuando él hace referencia al hospital central de la localidad, dice que allí no hay medicinas de “ningún tipo”.

“Yo estuve hospitalizado hace dos meses y no había medicinas en el hospital. Sufro de la tensión, bueno yo necesito captopril en pastilla”, dijo el deltano consultado, quien además lamentó tener que caminar por toda Tucupita para intentar encontrar su tratamiento en las farmacias.

Pacientes con destino a Bolívar o Monagas

El hospital de Tucupita, además de la falta de medicamentos, carece de equipos médicos especializados, por lo que no todas las patologías son tratadas en este centro médico. Los convalecientes y sus familias han tenido que preparar un angustioso viaje a Bolívar y Monagas, donde estas salas demandas también están saturadas de personas.

Zoilo Sarabia,  docente universitario, lamentó que el hospital de Tucupita no cuente con una sala de terapia intensiva, un problema que complica más a los ya de por sí vulnerados y sus allegados.

El hospital de Tucupita no está en la capacidad de atender a pacientes con severas fracturas craneoencefálicas o daños de órganos internos.

En 1995 fue inaugurado un centro de terapia “intermedia” por Zoilo Sarabia, cuando este asumía temporalmente la gobernación de Delta Amacuro, pero desapareció posteriormente.

Gobernadora Lizeta Hernández admite que clínicas privadas sí están equipadas

Lizeta Hernández, gobernadora del estado Delta Amacuro, admitió el pasado 5 de diciembre de 2018, que las clínicas privadas de Tucupita colaboran con la esterilización, un servicio que no existe en el hospital de la capital deltana.

Hernández informó también que más de 200 personas han sido intervenidas quirúrgicamente en estos centros médicos privados. La gobernadora admitió que la sala de operaciones del hospital Dr. Luis Razetti no cubre la demanda de pacientes.

Pocas y cuestionadas alternativas

A propósito de las carencias  del principal hospital público de Tucupita, algunos pacientes acuden a Farmapatria, un organismo creado por el gobierno de Venezuela cuya existencia está en la mayoría de los estados, donde expenden algunos fármacos a precio considerable si se toma en cuenta la hiperinflación.

“Aquí no hay casi nada, vine a comprar enalapril y no hay”, manifestó una deltana consultada a las afueras de Farmapatria, quien informó que el único medicamento que ofrecen gratis es el acetaminofén.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta