La morgue y las entradas del hospital Dr. Luis Razetti de Tucupita, permanecen tomadas por funcionarios de los órganos de seguridad del estado.

Desde que se tuviera conocimiento de que varias personas fallecieron tras enfrentarse con fuerzas del orden público este lunes en horas del día, se activó la custodia.

Los uniformados acordonan las puertas restringiendo el acceso de familiares y curiosos.

La cantidad cada vez mayor de personas que se congregan en torno al recinto, permanecen serenas.

Podría decirse que reina una tensa calma en espera de que se divulguen los nombres de las personas que perdieron la vida, y de las que fueron heridas en la refriega protagonizada en el sector Tucupita fluvial.

En las aceras contiguas reinan las conjeturas acerca de lo que ocurrió, sin tener claridad sobre la naturaleza de los hechos.

Las deficiencias en el servicio de las operadoras de telefonía celular limitan en forma natural las comunicaciones, frenando cualquier intento de consultar al personal hospitalario para conocer de cerca la situación.

Información en desarrollo…

Loading...