Foto: cortesía.

La publicación de varias imágenes que muestran al periodista gráfico Jesús Medina en una celda y acostado sobre el piso, se hizo viral, causando reacciones en las redes sociales.

Las imágenes habrían sido filtradas por funcionarios militares de Ramo Verde, ante las condiciones inhumanas que padece el periodista.

A Jesús Medina se le ha diferido su presentación preliminar en ocho ocasiones, y la última se registró el 23 de mayo de 2019.

El periodista fue detenido el 29 de agosto de 2018, en las cercanías del metro de Caracas en Plaza Venezuela, luego de realizar investigaciones en el hospital universitario José Gregorio Hernández, en compañía de dos periodistas mexicanos.

Para el momento del incidente, el periodista gráfico Jesús Medina, servía como guía de los comunicadores mexicanos.

Tras su detención el 29 de agosto de 2019, el tribunal 13 de control del Área Metropolitana de Caracas, lo imputó por delitos de legitimación de capitales, asociación para delinquir e instigación al odio.

El tribunal ordenó su permanencia en el Centro para Procesados Militares, Cenapromil, de Ramos Verde.

El 21 de mayo de 2019, el Comité para la Protección de Periodistas, advirtió que Jesús Medina está detenido de forma arbitraria, y los cargos de los que se le acusa son meras artimañas del gobierno de Maduro para tenerlo privado de libertad, en “clara violación de la libertad de expresión”.

Pasa a juicio

La noche del 23 de mayo de 2019, se conoció que el periodista pasó a juicio por dos cargos: instigación a la violencia y agavillamiento.

Jesús Medina se ha caracterizado por el uso de sus redes sociales para denunciar la corrupción, abusos de autoridad y negociaciones cuestionables en que estarían implicados varios funcionarios del gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Loading...
Compartir