En el Instituto municipal de la Mujer (Immujer) han decidido apostar por la formación como herramienta para superar la crisis económica.

Su directora, la Lcda. Loannys Carrasquel, optó por dar vida a diversos espacios dentro y fuera de la sede física, abriendo cursos destinados a promover la capacitación en áreas que permitan a las féminas valerse por sí mismas a través de sus talentos y creaciones.

Los talleres entrañan también la necesidad de rescatar la autoestima de las damas tucupitenses haciendo especial en la belleza interna y externa.

Sus promotoras han venido realizado censos en compañía de los concejos comunales y las casas integrales, dirigidos a conocer el número de las mujeres con deseos y necesidades de formación, y los espacios que pueden ser habilitados para tal fin.

La oferta de la institución incluye la posibilidad de que colectivos de damas acudan a la entidad planteando que se le imparta la capacitación o se les apoye en función del desarrollo de actividades formativas que pretendan desarrollar en ambientes propicios para su desarrollo.

El papel del Instituto municipal de la Mujer es integral, ya que promueve la organización y legalización con miras a facilitar el otorgamiento de créditos, que sustenten la actividad productiva.

Complementariamente, desarrollan sus actividades habituales en cuanto a brindar protección a la mujer deltana en diversas áreas: salud física, mental y emocional, asesoría jurídica, facilitación de ayudas alimenticias, médicas, etc.

En corto tiempo se van observando los resultados de la acción de Immujer y va creciendo el campo de posibilidades para que las damas deltanas puedan aportar al sustento del hogar y se vayan creando condiciones igualitarias que rompan con cualquier tipo de dependencia y hagan crecer su potencial a plenitud.

Immujer tiene sus puertas abiertas en la avenida Perimetral, esperando por las propuestas que hagan posible el desarrollo de actividades conjuntas para enaltecer a la mujer.

Loading...