Foto: archivo web.

Algunos residentes de la parroquia Antonio José de Sucre en el municipio Tucupita, aseguraron que no salen de sus casas de noche, porque temen ser atacados por desconocidos que aprovechan la oscuridad para robar.

Según los vulnerados, la mayoría de los postes de esa localidad no tienen bombillos, lo que estaría siendo aprovechado por algunas personas para cometer irregularidades.

“Llegan personas desconocidas a los barrios, y uno no sabe quiénes son, a veces nos asomamos por las ventanas y no podemos distinguir a nadie porque las calles están oscura.” Aseguró una vecina del sector Las Malvinas.

Los habitantes de las diferentes zonas que conforman la parroquia Antonio José de Sucre, instaron a los organismos de la Corporación Eléctrica de Tucupita, a abordarlos con una jornada de colocación de bombillos para minimizar la inseguridad.

Loading...