Indígenas ahora sí tendrán su propia justicia en Delta Amacuro

Delta Amacuro contará con el Consejo de Justicia Indígena para garantizar el respeto a los derechos de los waraos a ser juzgados según sus usos y costumbres. Este instrumento no existe en la actualidad y ha creado ambigüedad y choque entre la justicia ordinaria y la jurisdicción especial nativa.

La comisión lo conforman, el Abog. Luis Rodríguez como Presidente; Concejal warao del municipio Tucupita, Isidoro Rodríguez; y la intérprete del Poder Judicial, Licda. Yunilde Zapata. Según Rodríguez, responde al plan estratégico del Poder Judicial 2013-2019.

Hasta este momento no están identificadas las autoridades originarias legítimas, razón por la cual no permite el avance en los procesamientos legales entre este segmento social.

Funciones que cumplirá el Consejo de Justicia Indígena después de su conformación.

  • Estrechar información referente a las causas indígenas, atendiendo derechos económicos, sociales y jurídicos.
  • Aplicar la justicia tradicional de acuerdo a usos y costumbres de cada pueblo.
  • Identificar y constituir los aidamos, consejo de ancianos o “aidamotuma” en las comunidades.
  • Garantizar los derechos de las personas.
  • Dar a conocer a las autoridades ordinarias y sus órganos auxiliares la existencia legal de personalidades waraos para la aplicación de justicia.
  • De acuerdo a la naturaleza del delito, solicitar la declinación de competencia a la jurisdicción indígena.

Quedan fuera del alcance de esta jurisdicción delitos como el tráfico de droga, de armas, tráfico de materiales estratégicos, homicidio, y otros tipificados en la Ley de Pueblos y Comunidades Indígenas (Lopci).

El Abog. Luis Rodríguez, afirmó que se tiene previsto incorporar a los concejales de los cuatro municipios deltanos y diputados aborígenes como parte de este consejo.

Ya el Ministerio de los Pueblos Indígenas y la Misión Guaicaipuro se han unido a esta comisión.

Dependiendo de la naturaleza del delito, el Consejo en cuestión podrá aplicar justicia a través de conciliación o reparación del daño.

Los tres requisitos indispensables para que CJI pueda administrar justicia son: el delito debe ocurrir en hábitat warao, tener claramente identificada la autoridad tradicional y los agraviados deben ser autóctonos.

Compartir contenido