Imagen de referencia/el-nacional.com

Tal como refirió al funcionamiento de la entidad financiera en el Delta, Yohan Martínez, la misma no cumple con los requerimientos mínimos para su operatividad.

“Ese Banco es terrible”, dijo Martínez al revelar las múltiples incomodidades por las que deben pasar los clientes para procesar algún tipo de transacción. En diciembre de 2015, las trabas se habrían agudizado, causando protesta interna de algunos usuarios.

Las supuestas fallas constantes de la entidad monetaria se acentúan más en la carencia de línea y dinero, situación permanente que causa extrañeza entre los asiduos del Banco, explica el trabajador de la gobernación del estado Delta Amacuro.

A juicio de Martínez, la gobernadora Lizeta Hernández debe participar en la búsqueda de soluciones ante lo expuesto, ya que representa a un estado y debe velar por los derechos humanos de las personas en la región.

 

Loading...
Compartir