Foto: archivo.

Guardian Media/ Tanetanae.com

La inteligencia trinitaria habría identificado a unas 600 personas que presuntamente forman parte de un grupo de civiles armados, cuya base de operaciones era el estado Delta Amacuro, en Venezuela, pero que ahora se habrían aliado con bandas ilegales de Trinidad y Tobago, informó el medio local, Guardian Media.

De acuerdo con una fuente de la inteligencia trinitaria- quien habría declarado de forma anónima para el medio de comunicación en cuestión- dentro de las 600 personas, se encuentran quienes sirvieron de una u otra forma al líder Evander Barradas,  abatido en Venezuela.

Estos supuestos involucrados habrían huido a la vecina isla luego de que las fuerzas de seguridad de la nación petrolera intentaran aplacar su auge, dando así muerte a su líder principal y a sus más cercanos hombres de armas en Tucupita fluvial.

Los señalados de formar parte de la banda denominada, “Evander”, ahora estarían estrechando vínculos con organizaciones ilegales de Trinidad y Tobago, quienes a su vez, se enfrentan bélicamente entre ellos con el objetivo de conseguir el control absoluto de algunas zonas.

Durante el pasado fin de semana,  cuatro venezolanos resultaron muertos en la isla, y según la fuente consultada por Guardian Media, estos casos tuvieron que ver con el movimiento ilegal armado de nombre “Evander”; unos resultaron abatidos por la policía, mientras que otro, fue asesinado por rivales.

El comandante de la Zona Operativa de Defensa Integral, Zodi 61, un puesto militar de alto rango en el estado Delta Amacuro, Venezuela, dijo recientemente que, si bien la organización ilegal fue neutralizada, aún permanecía “un reducto” de implicados.

Según la inteligencia trinitaria, la fusión de grupos de civiles armados de ambas naciones, pone en jaque la seguridad nacional. Todo indica que el mayor problema se asoma en el archipiélago.  No obstante, el vecino país ha dicho que el Estado cuenta con funcionarios altamente calificados con preparación británica, y además aclara que se trata de oficiales no corrompibles.

Durante una incursión armada ejercida por una comisión mixta venezolana contra la organización delictiva a la que se hace referencia, resultó muerto un ciudadano trinitario de nombre Adrián Hospedales. Respecto a esta persona, aún hay dudas: algunas fuentes militares han asegurado que se trató de un supuesto culpable más, aunque por otro lado, los familiares y amigos niegan esa posibilidad  y afirman que este había sido secuestrado.

Loading...
Compartir