Internos de Guasina ponen «bello bello» el retén (+fotos)

Los internos de Guasina se fijaron una meta: pasar la Navidad más bonita de todas.

A pesar de la crisis, su voluntad no tiene límites, con la colaboración de cada uno de los privados de libertad y sus familiares han hecho del centro de retención un lugar digno para vivir.

Desde el templo de oración hasta el estadio, todo luce limpio y reluciente.

La gestión de los asuntos internos, encabezada por el líder positivo José Miguel Romero, ha dotado a la institución de un tanque de agua, un área de lavandería, nuevos pozos, iluminación para la cancha, bancos y mesas de concreto para los visitantes, tapas de tanquilla y techos para los módulos, entre otros logros.

“Lo hemos hecho nosotros mismos, contando con los conocimientos de los propios internos. Aquí hay albañiles, herreros, carpinteros, panaderos, que ponen su granito de arena a diario para adecuar los espacios de forma que pasemos nuestros días tranquilos, en sana paz, mientras nos llega la tan ansiada libertad”, indicó Romero.

En la misma tónica “agradecemos a las autoridades nacionales, estadales y municipales que nos colaboren con lo que puedan, con pintura, harina panadera, comida, aquí hay hermanos que vienen de muy lejos y a las familias se les dificulta visitarlos lo que le pone la cosa difícil, nosotros hacemos lo que podemos para ayudarlos, sobre todo a los más necesitados, pero nunca es lo mismo”.

Romero quiere que se sepa que hacen lo que está a su alcance para disfrutar de una seguridad y orden internos, que algunos en la calle envidian, “queremos salir por la puerta grande y reinsertarnos a la sociedad, esta es la mejor muestra de lo que somos capaces de hacer cuando nos proponemos algo, los invitamos a que nos visiten y verán con sus propios ojos lo que les digo”.

Compartir contenido