(SIC)

22  de Noviembre Día del Psicólogo Venezolano, por los psicólogos deltanos:Patricia Amaya; Yosmary Mata; Juana Ugarte; Osmary Marcano; Juvenal López; Keina Velásquez; Lisbeth Vásquez, Luisana Betancourt; Luisana Hernández; Elena Sifontes; Zamira Abreu; y Joseph Palacios.

La salud mental abarca una amplia gama de actividades directa o indirectamente relacionadas con el componente de bienestar mental incluido en la definición de salud que da la OMS  «un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades».Está relacionada con la promoción del bienestar, la prevención de trastornos mentales y el tratamiento y rehabilitación de las personas afectadas por dichos trastornos.

La salud mental presenta estadísticas cuya tendencia creciente y sostenida revelan que en efecto es un problema de salud pública y debe ser tratado como tal, al respecto; Organización Mundial de la Salud (2011-2017) reporta que;

  • 450 millones de personas sufren de algún trastorno mental o del comportamiento. Entre el 76% y el 85% de las personas con trastornos mentales graves no recibe tratamiento alguno en los países de ingresos bajos y de ingresos medios.
  • Los trastornos mentales no tratados cobran un alto precio, representan el 13% del total de la carga de morbilidad mundial y cinco de cada diez de las causas principales de discapacidad y muerte prematura a nivel mundial se deben a condiciones psiquiátricas.
  • Una de cada cuatro familias tiene por lo menos un miembro afectado por algún trastorno mental o del comportamiento. Los miembros de la familia frecuentemente son los cuidadores primarios y dicho cuido produce un impacto generalmente negativo en la calidad de vida individual y familiar (suelen ser víctimas de violaciones de los derechos humanos, estigma y discriminación).
  • Cada año se suicida un millón de personas. La enfermedad mental constituye un importante factor de riesgo de suicidio, principalmente la depresión y los trastornos por consumo de alcohol, el abuso de sustancias, la violencia, las sensaciones de pérdida (duelo) y diversos entornos culturales y sociales.
  • Más de 300 millones de personas en el mundo sufren depresión, un trastorno que es la principal causa de discapacidad, y más de 260 millones tienen trastornos de ansiedad. De hecho, millones de personas padecen ambas afecciones. Según las predicciones actuales, para 2030 la depresión será una de las principales causas de morbilidad a nivel mundial.
  • Los trastornos mentales representan no solo una inmensa carga psicológica, social y económica a la sociedad, sino que también aumentan el riesgo de padecer enfermedades físicas.
  • Los trastornos mentales y los problemas psicosociales son algo común en todas las comunidades del mundo, pero son mucho más frecuentes entre las personas que han enfrentado adversidades, tales como la exposición a una crisis humanitaria.

Es común escuchar en elargo popular la negativa de acudir al psicólogo o psiquiatra bajo la premisa de no estar loco, estigmatizando la profesión y etiquetando como loquero al profesional de tan importante aspecto humano. Desconociendo que las afecciones de salud mental son cada vez más crecientes, subestimando la posibilidad de presentar alguna alteración psíquica o del comportamiento. Pocos son los organismos y recursos destinados a garantizarla y los efectos negativos de esta práctica se ven reflejados en las estadísticas, se convirtió en un problema de salud pública generalizado a nivel mundial, que no discrimina, nadie está exento de padecer algún trastorno mental o del comportamiento.

Tener un estilo de vida saludable, donde el bienestar sea el eje fundamental parece ser el método más adecuado para la prevención de trastornos mentales y del comportamiento. Para la prevención juegan un rol fundamental ante la prevalencia de algún trastorno laintervención psicoterapéutica y farmacológica, ya que combinadas han demostrado tener una gran eficacia en el tratamiento y control de los problemas de salud mental.

Para la colectividad general se recomienda la práctica de actividades individualesy grupales, que fomenten una forma positiva de relacionarse con uno mismo y con el entorno, que le permitan desarrollar la capacidad para afrontar el estrés, capacidad para enfrentar la adversidad, capacidad para resolver problemas, capacidad para establecer vínculos y lazos socioemocionales positivos.

Loading...