La Profa. Irradia Carrasquel no ha cambiado en lo absoluto, sigue siendo la misma, una mujer humilde, trabajadora, cercana, llena de buenos sentimientos, como la gente de su natal Tucupita.

Aquella garra y tesón que la caracterizaban en las lides políticas, las ha volcado a una noble causa que llena su tiempo y más importante aún, su corazón.

Si antes hacía sumatoria de votos, ahora lo hace de vidas, congraciándose con el Altísimo cada que pone un granito de arena para salvar una persona.

Preside la Fundación Doña Modesta en Monagas, y desde esa encomiable responsabilidad honra la memoria de doña Modesta Hernández –dama caritativa y bondadosa que hace poco nos dejó-, y le tributa lealtad a Yelitza Santaella, devoción al Creador, solidaridad al prójimo y un factor que no se puede obviar, fidelidad a su condición de mujer con un acendrado espíritu social, que a través de ese compromiso se reencontró consigo misma y satisface a diario su deseo de contribuir a instaurar un reino de amor, paz y solidaridad, donde las únicas diferencias residan en las características físicas y nunca en las condiciones de vida de las personas.

Aunque no olvida la política, por ahora la mira de lejos a sabiendas que es como las olas del mar, un instante están distantes y al momento siguiente te arropan empapándote hasta la médula. Iraida está en la orilla de la playa y en cualquier momento se puede mojar.

1.- ¿Que tareas desempeña la Fundación?

IC: Como instancia integradora, de servicio y desarrollo humano orientamos nuestro radio de acción a la prevención de enfermedades en la mujer, sobre todo de patologías cancerígenas, todo ello en el contexto de las ideas medulares que conforman la totalidad del bienestar psicosocial considerando este uno de los factores más preciados del ser humano, de ahí se desprenden servicios gratuitos de valoración ginecológica y medicina general que abarcan por supuesto la prevención primaria de la salud con despistajes de hipertensión, diabetes y algo importante la inclusión de atención a la población masculina a través del programa salud preventiva, solo para hombres con descarte de cáncer de próstata y testículos, estas bendiciones las fortalecemos con orientación y apoyo nutricional, masoterapia a la paciente oncológica, yoga, bailoterapia, entre muchas acciones.

2.- ¿A cuántas personas ha podido ayudar?

IC: En nuestra Fundación contamos con un extraordinario equipo de voluntarios por la vida conformados por médicos, nutricionistas, psicoterapeutas, promotores sociales que, sin menoscabar tiempo ni espacio se impregnan de amor para brindar mucho calor humano, teniendo claro que cuando una persona se acerca a nuestra sede va por algo bien importante como es la atención a la salud, por ello decimos que podemos arrogarnos la bendición del Dios todopoderoso de permitirnos cada instante de la vida contribuir con nuestros semejantes.

3.- ¿Han apoyado a personas del Delta?

IC: Por supuesto y no solo del Delta, también de Sucre, Anzoátegui y otras regiones que se me escapan, se enteran a través de las redes sociales, y como la salud no tiene fronteras la gobernadora Santaella, llena de nobles sentimientos hace posible nuestro fortalecimiento institucional para así atender en la medida de las posibilidades al que se acerca, llama o escribe en las redes. En apenas dos años del nacimiento de la fundación y a uno de la operatividad, se han atendido sumando todos los servicios a una población aproximada de 2.780 personas, sumando el programa de formación y educación para el empoderamiento en el tema preventivo.

4.- ¿Recuerda alguna experiencia significativa?

IC: Muchísimas, cada día es una experiencia nueva. Pero las más importante han sido aprender a escuchar aun cuando estés cargado o cargada de sentimientos encontrados, fortaleciendo la tolerancia que no la encontramos a la vuelta de la esquina, se aprende, se saborea y se aprecia. Es cierto que a veces nos invade la impotencia cuando vemos tantos casos pero que también ha sido un aprendizaje que esta atención debe ser compartida, porque por mucha voluntad que tengan las instancias de gobierno para apoyar esta causa no se da abasto un solo árbol.

5.- ¿Piensa volver al ruedo político?

IC: Nadie ha visto el mañana, pero si te soy sincera mi ruedo político es estar en sintonía con este proyecto social que llena, me enamora y se siente satisfacción por el deber cumplido.

 

 

Loading...