I

Javier Ramírez tiene apenas 22 años y ya la vida lo ha hecho transitar por un pequeño purgatorio.

Para él, sostenerse no ha sido fácil. Mientras otros están culminando sus carreras universitarias, este joven enjuto y amarillento, camina literalmente a merced del sol con la candela bajo los pies, tapando huecos en la calle.

A falta de otra ocupación, asumió un servicio público extremadamente duro, que apenas le da para vivir, con la única compensación de hacerlo sentirse útil.  

Si lo ven ayúdenlo, como él, uno en un millón. Al gobierno, apóyenlo, otro cualquiera cobraría millones por lo que Javier apenas recibe un puñado de billetes de 500.

Que difícilmente le dé para comer.  

II

1.- Te hemos visto tapando huecos en la carretera vía Coporito, ¿por qué lo haces?

J.R.: Por necesidad.

2.- ¿Quién te ayuda?

J.R.: Nadie.

3.- ¿De dónde traes el material?

J.R.: De la orilla de la carretera.

4.- ¿Colaboran contigo?

J.R.: Algunos.

5.- ¿En qué te ha ayudado esto?

J.R.: A comprar algunas cosas, ayudo a mi familia.

6.- ¿Dónde vives?

J.R.: En Boca de Guara, más allá de la alcabala.

7.- ¿A qué hora vienes de allá, más o menos?

J.R.: Desde las 5/6 de la mañana, hasta las 4 de la tarde.

8.- ¿Cómo vienes para acá?

J.R.: De cola, algunas veces a pie, muerto del hambre porque nadie me da comida por aquí. Ni la alcaldía, nadie me ayuda.

9.- ¿Con quién trabajas?

J.R.: Con un compañero, que le dio hambre y se fue.

10.- ¿De qué manera lo haces?

J.R.: Se le echa el gasoil, se pica la piedra, y después tenemos que esperar que el asfalto se ablande

11.- ¿Algún representante del gobierno te ha visto, ha conversado contigo, te han dicho que te van a ayudar?

J.R.: Nada ni nadie.

12.- ¿Desde cuándo haces esto?

J.R.: Desde el lunes de la semana pasada.

13.- ¿Cómo se te ocurrió, alguien te orientó?

J.R.: No, esto empezó en Boca de Guara y luego seguí.

14.- ¿Qué te dice la gente cuando te ve?

J.R.: Que está bien.

15.- Desde que iniciaste, ¿te has podido mantener con el trabajo que realizas?

J.R.: Si vale.

16.- ¿A dónde quieres llegar con esto, qué meta tienes?

J.R.: Que alguien me ayude. Trabajo los días de semana, los domingos los agarro libres. Este es un trabajo fuerte pero, aquí estamos.

17.- ¿Qué le pedirías a los entes gubernamentales?

J.R.: Que me ayuden, con una beca o algo y yo me comprometo a seguir adelante, porque ya le agarre cariño a este trabajo.

18.- ¿Cómo aprendiste esta técnica?

J.R.: De un primo que está preso ahorita, el lo hacía, y me enseñó, y aquí estoy trabajando sanamente, sin meterme con nadie.

Loading...