El inmortal de la Locución deltana Jesús Tenorio Narváez, será cremado en Maturín, estado Monagas, este sábado 31 de octubre.

Posteriormente sus restos serán trasladados a Tucupita, para la siembra definitiva en el cementerio nuevo de su ciudad natal.

Los tramites, costos, permisos y transporte serán asumidos por la gobernación del estado, en virtud de la relación institucional que sostuvieron durante años.

“Fue nuestra voz oficial y el Maestro de Ceremonia titular durante años y eso merece un sentido reconocimiento”, manifestó la Dra. Lizeta Hernández, gobernadora de la entidad.

En la mañana de este viernes 30, las emisoras locales se volcaron a rendirle un sentido homenaje, a quien se destacó en la conducción de diversos espacios, identificando estaciones y empresas, animando en vivo, entrevistando y personificando un hombre del llano, interpretación que lo condujo a batir récords de sintonía en el Delta y sur de Monagas.

Los últimos años su voz se esparció por el continente americano, como prueba de su indudable talento. Para él, gloria y dicha eternas.

Opiniones recabadas en las redes sociales

“No solo fue un Locutor, fue un comunicador integral como pocos se hayan visto en el visto en el país”.

“El apego a su tierra impidió que llegara más lejos, de haber hecho carrera fuera, en alguna ciudad importante sería una referencia nacional”.

“Se destacó en todas las facetas de la radiodifusión, como él no hay dos”.

 

 

 

Loading...