John Gonzalez decidió quitarnos la vida

Un hombre con profundas convicciones religiosas optó por la solución final: Quitarse la vida.

Trabajador, responsable, servicial, de familia, hogareño, apegado a valores y principios, entregó su existencia al servicio de los demás.

En horas del mediodía se sacrificó emulando a Jesús, con la diferencia de que lo hizo por mano propia sin dejar a las claras razones que lo justifiquen.

¿A quién ofrendó su aliento vital? Solo Dios lo sabe. Y habrá de perdonarlo por más que algunos piensen lo contrario. Todo su ser lo prestó a ÉL.

Loading...