Para las personas que no conocen de donde vengo, pues seré un poco breve, nací en Puerto La Cruz y a los 4 años de edad mis padres llegaron a probar suerte en Tucupita. Crecí y me crié aquí y puse cada sudor y conocimiento que obtuve en el Delta, con las personas que fui conociendo. Cuando las circunstancias nos ponen entre la espada y la pared es cuando despertamos y meditamos ante la situación que nos arropa, no veamos lo malo de una caída o un decline, veamos el lado más importante que es lo positivo de una lección y es allí donde nos impulsaremos después de cada resbalón.

Muchos amigos míos se han ido tanto de la ciudad como del país y a medida que va pasando el tiempo uno se va sintiendo un poco solo. Ya que quisiera compartir recuerdos de infancia con ellos mismos, sentarnos y reírnos de lo que hacíamos.

Agradezco a mis padres por darme una educación como se la daré a mis hijos también. Tengo mis errores y a diario luchó contra ellos, pero lo más importante es que yo reconozco cada error; y no se trata sólo de reconocer sino de orientar a los demás por medio de mis caídas para que así sus errores sean menos…

Muchas veces ignoramos los consejos de los fracasados así como de los alcohólicos, jugadores, indigentes, etc. Allí es donde digo que de lo malo tenemos que sacar el lado bueno de cada cosa. Las historias de las personas fracasadas siempre me han interesado. Por supuesto, escuchar las personas exitosas es muy divino, pero para obtener chispa o corriente necesitas positivo + y negativo –ósea, no podrás tener éxito sin haber fracasado antes-.

Siempre tenemos que ligar el éxito con el fracaso a medida que vayamos avanzando. Ya que las caídas y pérdidas materiales son un estímulo, como una elástica para impulsarte hacia otro nivel.

Un día en Puerto La Cruz, tenía yo 3 o 4 años, andaba con mi papá en el centro y me provocó un cambur que vi, llorando y señalando que quería dicho cambur. Mi papá sin un Bolívar en el bolsillo lo que hacía era entretenerme contándome cosas para olvidar el antojo, ya que en aquel entonces mis padres no tenían nada. Sólo las ganas de trabajar y de darnos lo mejor…

¡Mi papá trabajó como zapatero limpiando y arreglando zapatos tocando puertas de casa en casa! Hasta que llegamos a Tucupita y comenzó como buhonero, que por cierto, para mantener el tetero frío teníamos una pequeña cava de anime con un poco de hielo y esa era nuestra nevera, y así fijándose metas fue creciendo hasta que monto un negocio que fue famoso en su tiempo TODO A 5, en la calle Tucupita, y así fuimos creciendo pero nunca se perdió la humildad. Lo que quiero decir con eso es que tantos millonarios, billonarios, trillonarios etc… con posibilidades de ayudar a personas que necesitan un pequeño impulso y no lo hacen; me pregunto: ¿qué se van a llevar?

El mundo gira y no sabemos para quien trabajamos, porque así como nos sacrificamos para tener fortunas, al final después de morir no sabemos qué será de ella. En cambio si dejamos huellas palpables de lo que hicimos antes de irnos de este mundo, basadas en ayudar mientras se pueda, allí si haremos fortuna. No esperemos enfermarnos para despertar y ayudar a los demás para que oren por el enfermo pudiente, hagámoslo antes.

La mejor enseñanza de la vida es el Tiempo. Eso lo aprendí y a cada uno de ustedes les llegará su enseñanza. Siempre quise comerme el mundo pero mi papa me decía todo a su debido tiempo. Nunca lo entendí hasta no hace mucho. Claro tampoco hay que quedarse con los brazos cruzados y esperar que el tiempo toque tu puerta, pues eso no pasara, tienes que luchar, insistir.

Se preguntarán por qué Jorge nos dice esto? Simple, lo que uno experimenta y aprende aquí, hay que gritarlo para que el planeta no vuelva a paralizarse de esta manera. Cuantas personas sin poder comer, sin poder trabajar, sin tener ingresos etc… La depresión los puede llevar a una locura que no queremos padecer.

Hoy me desahogue como hace mucho quería hacerlo, publicaré lo que acabo de redactar sin filtros, sin pensar, escribí lo que me nació y luego lo pensaré, me salió del alma.

Espero que les llegue este mensaje como debe ser… un abrazo

 

Loading...