Jorge Salma y boxeo deltano deleitaron con olla solidaria y combates a adultos mayores del INASS Delta (+fotos)

En una muestra más de responsabilidad social empresarial, Jorge Salma, en compañía de la selección infantil de boxeo del estado, deleitaron con un rico sancocho compuesto por dos ollas solidarias y una exhibición boxística a los adultos mayores del geriátrico.

La actividad se desarrolló el pasado jueves en horas del mediodía, en medio de la tranquilidad característica del lugar.

La sopa Salma, cortesía del restaurant, con abundante verdura y presa, alcanzó para satisfacer el apetito de los 31 abuelos, 20 caballeros y 11 damas, que pueblan los espacios de la casa hogar ubicada camino a la comunidad San Rafael.

También disfrutaron del caldo el personal de la institución y los púgiles de la selección. “Fue un almuerzo de los que servimos en el Salma Grill, no tuvo nada que envidiarle a los que despachamos en el hotel, si de ser solidarios se trata debemos dar lo mejor de nosotros, sin mezquindad, de lo contrario no estaríamos hablando de verdadera solidaridad, de aquella que une a los semejantes y acerca los corazones”, expresó Jorge Salma.

En la institución que alberga a los abuelitos y abuelitos, hay adultos desde los 54 años hasta los 99, abarcando gente proveniente de numerosos estados del país e incluso de la vecina Colombia; “tenemos dos damas paisas”, nos contó su flamante directora, la Lcda. Isaura Guaregua.

Parte de los residentes pudieron observar tres combates simulados entre niños de la selección que derrocharon habilidad y técnica, entregándose al máximo. Luego fueron premiados con su ración de caldo. También el personal del geriátrico presenció a los púgiles disfrutando de su destreza.

Explicó Guaregua, que la institución tiene cupo para unos 60 adultos mayores, recibiendo tanto a los que llegan por su cuenta o de la mano de familiares que no poseen los recursos para ayudar a su sostén, como los que les envía el Inass provenientes de otros estados, “no tenemos restricciones, basta con que necesiten de un techo y manifiesten su intención de quedarse, lo demás corre por nuestra cuenta”.

“Aquí continuamente nos visitan iglesias evangélicas trayendo comida, empresarios dispuestos a limpiar el monte de los jardines como fue el caso del señor del hotel Tucupita Suites, instituciones culturales que nos entretienen con bailes e interpretaciones musicales, colegios y escuelas que traen colaboraciones, en fin, existe una gran solidaridad y nosotros intentamos retribuirla con el mejor de los cuidados a nuestros abuelitos y con el eterno agradecimiento a los que a través de sus contribuciones nos ayudan a hacer un mejor trabajo”, indicó Guaregua.

“Nuestras puertas están abiertas, pueden colaborar con lo que quieran, Dios los recompensará con infinitas bendiciones”, finalizó la directora.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta