Hay hambre en el penal, mejor dicho en el hospital.

Un grupo de enfermeros, porteros y funcionarios policiales de guardia, nos abordaron para solicitarnos que publiquemos que es necesario que la cafetería abra hasta más tarde, prometimos hacerlo y aquí está el resultado.

Según ellos, las 8 pm es muy temprano, y de esa hora hasta las 6 am hay mucha tela que cortar, o mucho vacío estomacal que llenar.

Nosotros, que vamos de vez en cuando y de cuando en vez, después de las eight solo extrañamos el café.

Le advertimos que Jorge es nuestro amigo y se puede molestar con esta publicación, ni aun así pudimos.

Jorgito, pana, el pueblo gana.

Loading...
Compartir