I

Una situación demandante ha hecho que el psicólogo Joseph Palacios, se vea obligado a mostrar sus pergaminos.

Una persona ganada a defender la justicia, en todo momento y ante toda circunstancia, se ha sentido en la necesidad de exponer cómo y por qué la defiende. Así como, por qué debe y ha de ser defendido.

Extraña paradoja, que un soldado de la rectitud, se vea forzado a manifestarlo, para ser cobijado por la misma rectitud que defiende.

Cosas de los tiempos que corren y que bajo ningún concepto, deben ocurrir.

II

1.- Háblanos un poco de ti.

J.P.: Soy un profesional reconocido, soy docente universitario, fui egresado de la UCV, atiendo pacientes en el Ipasme desde hace 6 años y en el transcurso de este año fui objeto de reconocimiento por los años de servicio.

Trabajo en el hospital Dr. Luis Razetti, donde procuro brindar apoyo y protección a los niños(as) y adolescentes, también en el centro comunitario de San Rafael, adscrito a la Zona Educativa Nº 9, en el que atiendo a niños escolares con dificultades de aprendizaje, y me formé recientemente en Caracas como psicólogo forense.

Soy un padre de familia, tengo una hija a la que amo y adoro, y es la luz de mi existencia. En el área deportiva, he sido psicólogo de equipos deportivos profesionales, como Waraos del Delta y Delta te Quiero.

2.- ¿Como te defines en función del contexto social?

J.P.: Soy una persona, que de repente no es, según los cánones establecidos “importante”, pero, que le hace mucho bien a esta comunidad, a la sociedad en general.

Por poner un ejemplo, en el Ipasme la gente hace cola y yo le doy su cupo semanal personalmente, voy y le doy la cita, que es algo que no debo hacer y lo hago, porque, es menester beneficiar a la gente que madrugó.

3.- ¿De qué te consideras acreedor en la sociedad?

J.P.: Soy una persona útil, de a pie, cualquiera que lea esto, que lo vea, quizá diga: ¿cuál sería la razón por la que alguien pudiera pretender hacerle daño? De seguro dirá, ninguna. Yo no le debo a nadie, no soy una persona que se meta con nadie, no le quito nada a nadie, estoy dado y presto siempre a apoyar.

4.- ¿Has sido objeto de injusticias?

J.P.: Sí, como todos. Ahora bien, todo problema tiene su solución de la mejor manera, soy humano y todos nos equivocamos y tenemos derecho de rectificar, todos los seres humanos tenemos virtudes y tenemos defectos, tenemos que aprender de nuestros defectos respetándonos como seres humanos.

Si alguien se equivocó, que corrija. Porque yo soy una persona, insisto, que no se mete con nadie, porque meterse con los demás, lo sé por estudios, formación e intuición, es peligroso.

 

 

Loading...