Adrián Martínez, de 29 años de edad, amaneció muerto detrás del  estacionamiento de una farmacia que ahora está fuera de servicio, cerca del hospital Dr. Luis Razetti de Tucupita.

Él presentó un disparo en la parte posterior de la cabeza. La rigidez del cuerpo indica que posiblemente haya muerto a tempranas horas de la madrugada de este jueves 21 de marzo.

Según las personas que conocieron a Martínez, este se desempeñaba como vendedor itinerante de café, en los espacios del centro de salud Dr. Luis Razetti. También vendía frutas en atención a la temporada. Últimamente ofrecía naranjas.

El ahora fallecido residía en la comunidad El Cafetal, donde gozaba del aprecio de la sociedad civil. Tenía reputación de diligente y trabajador.

Dejó pareja e hijos. Sus familiares se presentaron en el lugar del hecho, mostrándose visiblemente consternados.

La forma de la muerte, induce a pensar que se trató de una venganza o en algún tipo de pleito mal resuelto, por lo que que pudo haber sido ajusticiado. Una allegada al occiso presume, además que se trató de un robo: “Adrián era muy productivo, siempre tenía sus realitos”.

El Cicpc levantó el cadáver dando curso a las investigaciones.

Loading...
Compartir