Carretera nacional de Tucupita, a la altura del sector Paloma / Tanetanae.com

“Martillar”- en Venezuela- es pedir algún tipo de beneficio bajo la modalidad de colaboración, normalmente material. No obstante, cuando esta acción la lleva a cabo un funcionario de seguridad, puede tener una connotación de extorsión.

Algunos jóvenes que suelen salir tarde de sus trabajos temen ser abordados por funcionarios de seguridad, para ser “martillados” en la carretera nacional, cuando estos trabajadores caminan largas distancias hasta sus casas, por la falta de transporte.

De acuerdo con un grupo de jóvenes, los funcionarios solicitarían algún tipo de colaboración y se mostrarían con actitudes intimidatorias.

Un joven  fue arrestado por funcionarios de la policía del estado Delta Amacuro el pasado miércoles, en la carretera nacional del sector Paloma, cuando este retornaba caminando hacia su casa. Según lo que relatan sus compañeros con conocimiento del hecho, los oficiales le habrían pedido un refresco para dejarlo en libertad.

“Les dio 600 mil Bs para que lo dejaran libre, porque supuestamente andaba indocumentado”, dijo uno de los muchachos que fue testigo de lo ocurrido.

Ante esta anormalidad,  los jóvenes que trabajan y salen tarde de sus labores, ahora temen  ser “martillados” cuando retornen a sus hogares. Varios de ellos van bajo el sol y la lluvia, a veces con apenas pan o una harina; la comida que se han ganado ese día.

 

Loading...
Compartir