Juan Lares, hambre y transporte

La falta de transporte afecta  a los deltanos de pies, como afirman en Venezuela. Hay poco combustible, mientras los repuestos suben de precios aun estando en dólares. Los transportistas  afirman que han debido incrementar el precio del pasaje en ocasiones, para hacer frente a los gastos por adquirir combustible revendido.

Los autobuses operativos  suelen ir  llenos y varias personas se quedan sin poder trasladarse. Otros deben caminar.

En las comunidades lejanas como San Rafael, Paloma, La Manga y otras,  se dificulta tomar un transporte.

Juan Lares, un señor de 50 años de edad, tuvo que caminar des de La Manga hasta el centro de Tucupita por dos horas. No logró abordar un autobús. Fue al centro de la localidad solo para quitarle prestado una harina a su hermana, ya que no tenía para comer.

«Tuve que caminar desde La Manga hasta el centro, desde las 7 de la mañana y llegue allá a las 9 de la mañana, para pedirle una harina a mi hermana porque no teníamos qué comer. No había transporte y si pasaban, iban llenos», relató el señor Lares.

 

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta