Prensa Kapé Kapé.

Las lluvias que han caído desde hace aproximadamente 2 meses en las cabeceras de los ríos más importantes de Amazonas van dejando consecuencias cada vez más notorias.

Hasta ahora, los estragos más significativos los ha dejado la crecida del río Orinoco, que recorre desde el extremo sureste y atraviesa por casi toda la región hasta pasar por Puerto Ayacucho.

Producto de la inusual crecida del río, ha habido inundaciones que han dejado un número aún no contabilizado de familias afectadas.

En las comunidades indígenas ribereñas, las inundaciones han afectado  fundamentalmente los conucos y sembradíos de baja y mediana escala, mientras que en lo sanitario lo más sensibles son los niños y niñas, quienes en temporada de lluvia son atacados por los elementos ambientales propios de la época, con repuntes de diarreas e infecciones de la piel, al igual que enfermedades transmitidas por vectores.

En un recorrido por las zonas urbanas, el Observatorio de Derechos Indígenas de la Asociación Civil Kapé Kapé pudo detectar que la crecida del río y las lluvias también han generado inundaciones en estas áreas. Tal es el caso de los barrios y sectores contiguos al Orinoco, como el Humbolt, Miranda, Carabobo, 5 de Julio, Monte Bello, San Enrique, entre otros, donde se registran inundaciones parciales que han generado cientos de personas y familias reubicadas a sectores seguros.

Protección Civil ha mantenido una observación cercana de la evolución de las lluvias, ofreciendo el traslado de los afectados a las casas de sus familiares o amigos, debido a que hasta el momento las autoridades no han habilitado ningún lugar para atender a los damnificados.

Los datos del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (INAMEH) para el 30 de junio indicaban una cota de 52,60 msnm para el río Orinoco a la altura de Puerto Ayacucho, nivel que sobrepasa los niveles normales que se ubican en 51,40.

Paralelo a las consecuencias perjudiciales de las lluvias, los lugareños aprovechan de la crecida del río la llamada ribazón o aparición de cardumen en forma abundante, momento esperado por indígenas y no indígenas del estado Amazonas para abastecerse de pescado, principal elemento en la dieta de sus habitantes.

Loading...
Compartir