Un vecino que vive en la calle I del sector Delfín  Mendoza de Tucupita, denunció que la inseguridad los está afectando severamente, en medio de la oscuridad. Las bombillas del alumbrado público se han quemado.

Según  un habitante del sector, personas de comunidades cercanas van hasta esta zona para cometer delitos, y pese a formar parte de una céntrica urbanización, la presencia policial es nula.

Informó además que la falta de agua vulnera más su ya delicada realidad, así como el desbordamiento de aguas servidas.

Los vecinos se han dedicado a romper las calles para conectarse a la tubería madre, pero en busca de soluciones improvisadas, empeoran el problema.

La inseguridad es la principal traba en este sector. Caminar las calles supone un peligro inminente, ya sea de día o de noche.

Los vulnerados están en alerta en horas de la noche ante cualquier ataque delictivo a domicilio.

Loading...
Compartir