Elías Marcano.

En la década de los 90`s, más de 300 atletas asistían al gimnasio de lucha del estado Delta Amacuro, casi 20 años después, solo 30 deportistas hacen vida en unas instalaciones que está lejos de ser un espacio adecuado para la formación de jóvenes para la alta competencia, esta consideración es de Elías Marcano, atleta olímpico en Atlanta 94.

Marcano estuvo activo durante 11 años en lo más alto de la lucha, vistiendo en múltiples ocasiones el tricolor nacional, siendo uno de los luchadores invencibles de las décadas de los 90`s.

En la actualidad es docente, e intenta formar a nuevos talentos en medio de las grandes dificultades.

La baja actividad deportiva y de formación de atletas de alta competencia tiene tres factores neurálgicos: la deficiente nutrición, la imposición de dirigentes en la asociación de lucha a personas afines del gobierno y la eliminación absoluta de incentivos a los jugadores que le dan glorias al estado y al país.

Sobre la alimentación, Marcano dijo que es imposible que un atleta se forme si al llegar a casa no tiene nada para comer, porque en cada entrenamiento pierde nutrientes que deben ser recuperados y asimilados por el organismo; esto no ocurre, por lo que el deportista va cayendo en decline, no tiene nada que ver con el esfuerzo y la disciplina que pueda tener, “porque en cada entrenamiento presentas un desgaste”, explicó el entrenador.

Recordó que en tiempos de la denominada “Cuarta República”, el Ejecutivo Nacional y el gobierno regional reconocían al atleta y lo incentivaban con becas, ayudas y vivienda.

Sobre la sede actual del gimnasio de lucha, manifestó que en el pasado era uno de los más modernos del país con un equipamiento que muchos estados envidiaban, y hoy solo queda la estructura que va perdiéndose en el olvido.

Loading...
Compartir