La deuda moral de Loa con la urbanización Virgen del Valle

Loa contrajo una deuda moral de gran magnitud con los futuros habitantes del urbanismo Virgen del Valle.

La alcaldesa, antes de serlo se reunió con las personas afectadas por el desvío de material que impidió que se diera inicio a las obras, prometiendo ayudarlas en caso de que resultara electa como primera autoridad municipal.

Luego de ser escogida no volvió a plantearse el tema, y la alcaldesa tampoco ha hecho mención alguna de ello en ninguna de sus alocuciones.

Cuando la alcaldía de Tucupita fue designada como ente contratante de obras a principios de este año recibiendo asignaciones de hasta 800 viviendas, los sufridos propietarios de las parcelas pensaron que había llegado el momento de ver materializados sus sueños.

Hasta el momento se sabe muy poco al respecto, a pesar de la importante asignación de que fue objeto la alcaldesa con la intención de seguir proyectando su figura, no se ha concertado ninguna reunión ni han surgido iniciativas del seno de la alcaldía.

Parece que es más importante que se olviden los agravios y los agraviantes, que los agraviados y el mal que hayan podido padecer.

 

 

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta