Foto: archivo.

600 fotografías serán presentadas ante la corte internacional de La Haya como parte  de las pruebas del ataque conocido como la “masacre de El Junquito”, donde el gobierno venezolano habría ejecutado a un grupo de personas que desconocieron al presidente Nicolás Maduro.

Según Aminta Pérez, madre del exfuncioanrio del Cicpc, Óscar Pérez, que lideraba al grupo muerto en la “Operación Gedeón”, existe evidencias de un asesinato cuando Pérez y sus acompañantes, ya se habían rendido.

El “vil asesinato” habría ocurrido aún cuando  Óscar Pérez y su grupo ya habían manifestado su decisión de entregarse a través de las redes sociales,  que usó para difundir varios incidentes relacionados con este hecho mientras se desarrollaba el abordaje militar en enero de 2018.

https://twitter.com/AZUAJE_WILMER/status/1138042918474780672

“Claro que sí haremos justicia. Lo primero que haremos es entregarlo a La Haya, y que se haga justicia”, dijo Aminta Pérez, acompañado por el diputado Wlmer Azuaje.

El parlamentario ya había entregado algunos documentos que incluyó varias fotografías sobre “la masacre de El Junquito” el jueves 6 de junio ante la oficina del secretario general de la OEA, Luis Almagro.

 

El 14 de marzo de la exfiscal del Ministerio Público, Luisa Ortega Díaz, publicó varias imágenes relacionados con este hecho, que según Ortega, demostraba que Óscar Pérez y su grupo fueron masacrados. La publicación de las imágenes fue aprobada por la familia, informó Ortega Díaz.

En la foto se mostraba de forma explícita de ocho impactos de bala a la altura del brazo, en el cuello y en la frente.

El primero es interpretado por los criminalistas como un disparo ejecutado a quema ropa (boca de jarro), donde Óscar habría intentado protegerse colocando su brazo donde impactó la bala y lo traspasó, para posteriormente, impactar en el cuello. El disparo en la occipital habría sido un tiro de gracia.

Loading...
Compartir