La huida no se detiene a pesar de los últimos acontecimientos

Todos se arriesgan con tal de huir de la crisis venezolana.

La huida de algunas personas a otros países no se detiene en Delta Amacuro, cada día hay más personas que toman la decisión de abandonar la devastada economía de Venezuela e intentarlo en otros horizontes.

“Siempre hay alguien que se va, y la mayoría tiene a algún familiar esperándolos”, manifestó Carlos Perdomo, un hombre que reside en la comunidad de El Palomar de Tucupita.

Una de sus vecinas partió a Trinidad y Tobago con sus dos hijas. Su esposo la estaba esperando en la vecina isla.

La señora se dedicaba a la venta de café y otros productos en la comunidad de El Palomar, sin embargo, ante el bajo ingreso económico que percibía con ese negocio, tomó la decisión de partir a Trinidad y Tobago donde su esposo la estaba esperando.

“Ella se fue con sus hijas, una niña de 13 años y una bebé de meses, ayer salió bien temprano hacia Volcán, de allí iba a irse”.

Actualmente la mayoría de las personas que toman la decisión de huir de la crisis venezolana, tienen a algún familiar o amistad esperándolos, porque si solo tomaran la iniciativa de migrar solos, no tendrían “buena suerte”.

Esteban, un ciudadano que reside en la comunidad 2 de marzo, aseguró que conoce a tres personas que están por marcharse a los Estados Unidos. Ellos están diligenciando todo lo necesario.

“Ellos se van porque tienen  a algunas personas que les están facilitando los recursos desde allá, si no tuvieran esas vías, no hubiesen decidido migrar”, dijo el señor Esteban.

 

Compartir contenido