Globovisión

“El pronunciamiento de la Iglesia venezolana sobre la participación en las elecciones parlamentarias es la última campanada para una dirigencia que se empeña, por razones que pocos conocemos, en prolongar la terrible pesadilla que sufre la casi totalidad de los venezolanos”, afirmó Luis Eduardo Martínez, líder de AD, exgobernador del estado Monagas y actualmente Rector de la Universidad Tecnológica del Centro.

“La no participación sin plan alternativo, que no lo hay, es una absoluta locura. Ya es tiempo de empinarse sobre aquellos que desde afuera o tutelados desde afuera o desconectados del drama que padece el pueblo de Venezuela o genuflexos ante unos pocos que solo les mueve una ambición desmedida se empeñan en prolongar el actual estatus quo para sus más mezquinos intereses”, expresó Martínez para agregar: “los que se han marchado del país, los presos políticos, los que pasan hambre, los que mueren de mengua, los que soportan la falta de gasolina y de pésimos servicios públicos, los que se hunden en la pobreza extrema, los que no tienen futuro, que son millones, merecen más que llamados a quedarse en casa o recurrentes mensajes en las redes o a solazarse en un apoyo internacional que salvo palabras después de años en nada se ha convertido”.

“Una y otra vez se ha afirmado que todas la opciones están sobre la mesa con lo que nadie puede negar que cualquier rendija que se abra debe ser aprovechada y las elecciones parlamentarias con todo el cuestionamiento que puede hacérsele y le hacemos son una oportunidad para la motivación, la movilización, el reclamo y llegado el caso para forzar el cambio que anhelamos en Venezuela”, concluyó Luis Eduardo Martínez.

Loading...