La indignación superará el voto castigo, asegura Armando Salazar

El voto de la indignación superará el del castigo, el primero será de quienes no dependen del gobierno, no tiene partidos políticos, de los que viven en carne propia los embates de la ineficiencia y de la crisis; mientras que el segundo, es de quienes forman parte del oficialismo pero no pueden vivir con sus ingresos porque la coyuntura generalizada.

“La consigna de vamos a salir de esto”, sería fundamental en un segmento de la población que aplicará el voto protesta, porque, literalmente no aguantan más.

Las apreciaciones del exgobernador de Delta Amacuro, Armando Salazar, se basan en los nueve años de mandato de Lizeta Hernández, donde habría sumido al Delta en la más miserable situación.

El escenario electoral del próximo 15 de octubre, es visto con mucha cautela, pero también con mucha sobriedad por parte de Salazar y basa su experiencia como político activo en la década de los 90´s cuando le correspondió derrotar a Emery Mata Millán en sus años más exitosos, sacándolo del poder.

A partir de las aseveraciones de ex mandatario, las elecciones del 15-Oct., mostrará fracturas importantes de bloques, entre ellos, los dependientes de ejecutivo y los 16.000 trabajadores de la gobernación del estado Delta Amacuro, pudiera verse reducido por el fenómeno del voto protesta, y reforzado por el voto castigo.

Se trata de dos elementos que pueden ser decisivos y que cambiaría la tendencia de relevo de gobernantes oficialistas como ocurrió al finalizar el periodo de Yelitza Santaella fundadora del partido pro gobierno “Mi Gente” que finalmente se adhirió al Psuv y fue quien le entregó el testigo a la actual gobernadora Lizeta Hernández.

La actual Jefa de gobierno en Delta Amacuro tendría bajo presión y control absoluto las instituciones regionales y nacionales para utilizarlo como su caja chica.

El “cuerpo” del delito

Quien fue gobernador del Delta también criticó la disfuncionalidad de las instituciones del gobierno que solo sirven como cajas fuertes y no responden a los objetivos de su creación en los papeles.

Puso como ejemplo el Instituto Regional Indígena del Estado Delta Amacuro (Irida),  quien le ha dado la espalda a los hechos violentos ocurridos en las cercanías del depósito de Mercal Tucupita el pasado 22 de septiembre, con un saldo de dos waraos muertos.

Por lo contrario, se han dado a la tarea emitir comunicado en apoyo a la candidatura de Lizeta Hernández a la gobernación, no como un acto voluntario, sino como una obligación inexpugnable.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta