La inauguración de la láctea está en veremos, a pesar del intenso trabajo que se viene realizando en sus instalaciones con miras a tenerla lista el próximo martes cuando está prevista la visita del presidente Nicolás Maduro, existen dudas de que realmente pueda funcionar.

En palabras de un especialista perteneciente al sector público que prefirió omitir su nombre por temor a represalias, las instalaciones no son las más idóneas, “existen áreas en las que se requiere un revestimiento distinto para paredes y pisos, son regulaciones de carácter universal para la preparación de la leche y sus derivados que deben ser respetadas, de lo contrario la calidad no será la deseada y la producción podría verse afectada por las restricciones sanitarias paralizando la planta”.        

La fuente consultada nos hizo saber que otro elemento a tomar en cuenta es la carencia de un equipo gerencial y técnico con experiencia y pericia en el manejo de una planta de tal complejidad, “debe cambiar el enfoque, se le ha dado una visión política al asunto cuando amerita una orientación gerencial, empresarial, moderna, lamento decirlo pero de continuar así la láctea está destinada al fracaso, ni siquiera el equipo de ingenieros a cargo de la planta es conocedor realmente de su funcionamiento, deben dejar los inventos, ponerla en manos de quien conozca de la materia, no podemos continuar echando el dinero de los deltanos en saco roto”.

En el mismo orden de ideas “otro elemento a considerar es el rendimiento de los animales en la generación de leche, el mantenimiento de los canales en el sector Manamito no se ha realizado con la regularidad necesaria, de hecho, hace mucho que no se efectúa, las tierras se han acidificado al punto de que en función de la alimentación deficiente se produce un 60% o menos de la leche que potencialmente deberíamos producir, si se dan un paseo por la zona verán que proliferan el monte y los juncos, no hay pasto en abundancia para los animales, la leche que se produce se emplea mayormente en la producción de quesos, es falso que los productores la vayan a desviar hacia la láctea bajo la promesa de unos pagos inciertos sino son estimulados con un cambio en las condiciones actuales de las tierras, mejorando la alimentación del animal con repercusiones positivas en el volumen de producción, aunque la planta arranque en medio de las mejores intenciones no habrá quien le suministre la materia prima”.

“Ante la carencia de recursos del ejecutivo regional para realizar inversiones a gran escala en corto tiempo no es mucho lo que se puede hacer, mi sugerencia es que la coloquen en manos del sector privado, de alguien que le inyecte recursos, sepa manejarla y pueda ponerla a producir, no es momento de seguir inventando, el país exige soluciones rápidas y eficaces, allí está el ejemplo de lácteos Los Andes, una de las mejores empresas en el rubro de los lácteos en el país, hoy está totalmente quebrada pagando una inmensa nómina de personal que ni siquiera trabaja, no quiero ser pájaro de mal agüero pero como están las cosas puede que ni siquiera arranque sumándose a la larga lista de proyectos inconclusos y sueños frustrados del gobierno, ojala que me equivoque”, finalizó.

Loading...