La malnutrición es más crítica entre alumnos de escuelas del Bajo Delta

Las escuelas del Bajo Delta dependen del abastecimiento de comida que otorga la Corporación Nacional de Alimento Escolar, a través del Programa de Alimentación Escolar, PAE, cuyo control absoluto es de la Zona Educativa Nº 9.

Zoilo Sarabia, profesor universitario y docente de varios liceos en Tucupita, aseguró que los comedores escolares están en crisis.

En el caso de las escuelas del Bajo Delta, esta condición es peor, porque llevar alimentos hasta el municipio Antonio Díaz o Pedernales, es económicamente más costoso; implica mayor movilización logística.

Sarabia aseguró a Radio Fe y Alegría Noticias que en las escuelas con población warao en los municipios apartados, han reportado un bajón significativo de la matrícula, después del incumplimiento de surtido de alimentos por parte del Mercal, como ocurrió en la comunidad San Francisco de Guayo.

Aunado a las debilidades nutricionales, el sector educativo en el Bajo Delta se ha visto envuelto en señalamientos como la existencia de escuelas fantasmas, acusaciones que datan desde el año 2014. Este tema  implicaría a exdirectores de escuelas quienes estaban en funciones administrativas dentro de la zona educativa, junto a un empresario deltano.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta