José Cedeño

Venezuela es uno de los pocos países del amplio escenario del fútbol de salón, con personal, que se desempeña única y exclusivamente en la mesa de control, algunos como lo expresa el reglamento, desempeñando funciones de cronometrador, otros como anotadores, y en casos excepcionales, un apoyo adicional para exigencias propias de un juego de fútbol de salón.

Una tarea nada fácil, pero la eficiencia del personal que está en la mesa de control como aliados fundamentales de los árbitros genera la posibilidad, que éstos se hagan sentir como los mejores socios, que tienen los árbitros en cada juego.

Muchos son los anotadores y cronometradores en la amplia geografía del suelo venezolano, que han demostrado ser eficientes en cuanto al servicio que prestan cuando les es requerido desempeñarse en la mesa de control; es prudente señalar algunos nombres entre los que están: Mirian Viña (Carabobo); Hanna Quijada (Bolívar); Hidalgisa Tablante (Delta Amacuro); Alejandro Rondón (Carabobo); Jesús Zurita (Aragua); Miguel Salazar (Táchira); Levy Mora (Zulia); y Andrés Cárdenas (Barinas) por nombrar prestigiosas personas que brillan con luz propia como personal de la mesa de control; cada uno de ellos tiene buena escuela, mucho que seguir aportando, y bastante que ser valorado por la forma como asumieron la responsabilidad en la mesa de control las veces que han tenido que desempeñarse en la misma.

El cronometrador y anotador forman parte de la regla 14 del reglamento que emite la Asociación Mundial de Fútbol de Salón (AMF). En cuanto al cronometrador, éste “Controlará que el juego tenga la duración estipulada”. En cuanto al anotador el mismo “asistirá al cronometrador.” Además cada uno de ellos tiene relación directa con quienes están a cargo de impartir la normativa de juego para que los jugadores presenten el mejor de los espectáculos. Tan sencillo como eso, pero es una actividad que requiere de mucho responsabilidad y sabiduría, donde es fundamental constituir el mejor de los equipos de trabajo en favor del espectáculo que representa la competencia, y por el bienestar del deporte.

También es prudente señalar el aporte que realizó la Comisión Regional de Árbitros y Anotadores del estado Táchira, quienes fueron los primeros en sugerirle a los miembros de la mesa de control, que debían informarle a los árbitros el tiempo restante desde los últimos cinco minutos de juego aun cuando el mismo lo indicara la pizarra. Amigas y amigos de este su espacio de cada semana, lo cierto del caso es que el fútbol de salón ha tenido sus protagonistas no sólo como jugadores, y o entrenadores, sino también quienes tienen la responsabilidad de estar en la mesa de control pendiente de los goles, las infracciones y otras acciones por parte de los equipos. Será has una nueva oportunidad.

Para contactos @joseceden

Loading...