Foto: archivo.

“La mortadela era comida de pobre, decían por acá, porque  era barata, pero ahora vale 32 mil Bs, la más económica”, dijo un hombre a las afueras de un reconocido local en Tucupita.

El alto valor monetario de una mortadela, impide que una mayoría de los deltanos adquiera este embutido,  según una persona consultada  acerca de lo que antes suponía este rubro, “era la comida de los pobres”, porque tampoco tenían acceso a pollos, carnes de primera, ni a los moluscos.

El coste de una mortadela, en algunas charcuterías de Tucupita, es de 32 mil Bs; adquirirla, sería desembolsar en tan solo unos minutos, más de la mitad de lo que un venezolano devenga, al mes, por concepto de salario mínimo.

“Yo lo único que compro a veces, es queso o huevo, porque en comparación con esas mortadelas, están más baratos”, dijo un señor que se identificó como, Xavier Marcano.

Loading...
Compartir