La muerte de los guerreros

Jesus Landaeta, un deltano que vive en la comunidad  La Manga, Tucupita, lamentó haber perdido a sus guerreros. Lo acompañaron pocos días, pero batallaron juntos cada día, hasta el último minuto.

Este ciudadano arribaba y retornaba caminado a su hogar en La Manga. Un par de zapatos recién comprados apenas le duró una semana.

De acuerdo con el joven Landaeta, el calzado barato se rompió porque caminaba hasta el centro y retornaba a pies a su hogar, lo hacía en horas del mediodía, bajo el sol.

El par de zapatos, que le costó 10 dólares en Tucupita, solo le duró una semana.

«Me quedé sin zapatos, solo me duraron una semana», dijo Jesús de 19 años de edad.

Ante la suspensión del transporte, los usuarios que viven en lugares lejanos al centro, han tenido que caminar para hacer sus compras, otros han estado desembolsando 500 mil Bs en efectivo, en los «carritos por puesto», desde Paloma hasta el centro.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta