Foto: Yohel Moreno

La que fuera una travesura de su compadre del alma José Ángel Sarabia Rojas, terminó por ser, en palabras del propio Sarabia, un récord Guinnes.

Allá por el lejano 1964, a poco de haber venido a Tucupita, Eulio encaró su primera despedida de año.

Sarabia Rojas, estuvo “pegado” –termino radiofónico para quien se queda en cabina, bien sea operando como al frente de los micrófonos- desde las 4 pm hasta las 10 pm de ese 31 de diciembre. Sin ánimo de continuar, con el anhelo de despedir el año en casa en compañía de los suyos, le dijo a Eulio que ya tenía seis horas continuas en cabina y se quería ir, instándolo a que cubriera la guardia hasta partir el año, de 10 pm a 12 m.

Sandoval que era llave absoluta de Sarabia Rojas en cuantas iniciativas se le ocurrían aceptó, comenzando así una increíble historia que perduró 55 años.

A veces tú, a veces yo, como interpreta Julio Iglesias en su canción, Eulio y Sarabia, tejieron historias que han marcado pauta en la radiodifusión deltana, convirtiéndose en logros de factura mundial.

Sarabia ya no tendrá quien le haga el quite despidiendo el año cuando quiera irse a casa.

El Delta ya no tendrá quien despida el año como lo hacía Eulio.

Más, cuando una estrella se despide del deporte en activo, se retira su número y comienza a pertenecer al Olimpo de los inmortales; Eulio y su número 1, el mismo que retiramos este 4 de julio, despedirán el año por siempre en nuestros corazones.

 

 

 

Loading...