Uno de los letreros dice “Muerte al opositor” y pintaron cruces de color negro en la puerta de la vivienda de Rodríguez. Posteriormente el dirigente ha sido amenazado en varias oportunidades vía telefónica.

Valls, en nombre se Alternativa 1, pidió que cese de inmediato la persecución contra Wilfredo Rodríguez, a quien calificó como un dirigente democrático que es acosado por oponerse a Maduro y a la gobernadora de Delta Amacuro, Lizeta Hernández.

La exdiputada a la Asamblea Nacional señaló que su partido hace responsable a la gobernadora Hernández, de lo que pueda pasarle a su compañero de luchas y a su familia.

Para Valls el único pecado de Rodríguez es hacer uso de sus derechos constitucionales y legales, para denunciar los errores del gobierno regional y las irregularidades que cometen ciertos funcionarios públicos.

Dijo que la llamada operación Furia Bolivariana es fascismo puro y duro.

Asimismo indicó que Alternativa 1 designó una comisión para hacerle seguimiento al caso Rodríguez, y evaluar las acciones a tomar en resguardo de su integridad y la de su familia. Esta comisión está coordinada por el licenciado Rafael Curvelo.

Loading...