Ríos de tinta se han escrito sobre la triste situación que atraviesan los criollos y waraos que viven en el sector la Playita de Volcán, en el municipio Tucupita.

Hacinamiento, prostitución, enfermedades de transmisión sexual, abuso de drogas y alcohol, tráfico de combustible; son varios de los males que campean alegremente entre sus pobladores. Días antes estalló un bidón de combustible destinado probablemente al “bachaqueo”, sin que hubiese, por fortuna, mayores consecuencias.

Por desgracia pudo haberse producido un triste episodio que refleja los vicios incubados en esa comunidad: una niña warao habría sido víctima de abuso sexual.

El informe preliminar elaborado por los médicos actuantes, arrojó resultados positivos, la infante presentaría evidencias de haber sido objeto de excesos. Producto de la situación fueron detenidos tres jóvenes waraos, presuntos autores del hecho.

Según el testimonio de vecinos, todo ocurrió en la madrugada del pasado día 2, consecuencia del alto consumo de drogas y alcohol, lo que habría desinhibido por completo a los supuestos responsables.

Este martes serán presentados ante el juez de la causa planteándose el dilema ético, en caso de que quede demostrada ampliamente su responsabilidad, de si deben ser trasladados o no al reten de Guasina, donde la última persona enviada por motivos similares fue encontrada muerta horas después, sin que se hubiese comprobado plenamente su autoría.

El magistrado tiene, en criollo, una papa caliente en las manos, ¿los envía o no al retén?

Loading...
Compartir