La protesta de docentes en las calles de Tucupita, en la mira (+fotos)

Varios docentes y representantes se sumaron a la manifestación de calle este lunes por la mañana. Los involucrados han expuesto parte de las razones que los motivó a reclamar sus reivindicaciones.

Profesor Juan José Jaramillo / Tanetanae.com.

Juan José Jaramillo, presidente encargado del Colegio de Profesores en Delta Amacuro, llamó a los padres y representantes a no enviar a clases a sus hijos por razones de seguridad sanitaria ante el coronavirus, toda vez que aclaró que las condiciones generales no están dadas. Se refirió al bajo salario de los educadores y lamentó que desde abril pasado no se aborde el tema de la convención colectiva, ahora vencida. Esta ahora acumula una deuda de más de 200 por ciento. A juicio de Jaramillo, tras el arribo de Aristóbulo Isturiz al ministerio de educación, este «pulverizó» el contrato ya que no se está cumpliendo las clausulas vigentes.

La docente Francisca Quijada se refirió al peligro que corre una persona, luego de que se contagia del nuevo coronavirus, ya que el sistema de salud del Delta no es el más adecuado, por lo que insistió que es un grave riesgo que los alumnos y los educadores acudan a los centros educativos.

«Aquí no hay nada, los hospitales no tienen nada, cuando alguien se contagia (de Covid-19), debe ir pensando en la urna, porque la crisis de salud es palpable, si el gobierno no se preocupa por el personal de salud, menos por los docentes», dijo Quijada.

Henry Pulvet y Wilfredo Rodríguez, ambos padres de estudiantes, manifestaron su apoyo a los docentes. Dijeron conocer la realidad de los maestros, cuando van a clases con ropas desgastadas, sin comer , y que además- aseveran- han tenido que comprar sus útiles como,  marcadores, cuadernos, y otros gastos, ya que la institución ni el gobierno cubren estas carencias.

Juan Figuera, presidente del sindicato de Sireda Fenatev, se refirió a la carencia de servicios públicos que también vulneran a los docentes, además de los bajos salarios. Figuera aseguró que los educadores apenas pueden pagar un autobús- cuando hay- y no tienen teléfonos inteligentes para llevar a cabo las clases virtuales. Mencionó además las trabas de infraestructuras de los planteles, así como la falta de agua, luz y servicio de comedor.

Jesús Sánchez, representante de los educadores jubilados del estado Delta Amacuro, lamentó que en el caso de este sector, tengan que elegir entre, tener acceso a la comida o adquirir medicinas, mientras que Jesús González, del sindicato de Sireda Fenatev, aclaró que quienes han acudido hoy a clases, han sido «los esbirros» del gobierno como, directores, supervisores y altos cargos institucionales.

La concentración y posterior movilización por algunas calles, partió desde el obelisco de la calle Petión, el lunes por la mañana.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta