El Prof. Ramón Antonio Yánez, Tomás Barreto y César Pérez Marcano parecen haberse acogido a la irrupción volcánica de los últimos tiempos, que amenaza con sacudir desde sus cimientos el proceso revolucionario.

Conocedores de la vicisitudes que afrontan los ciudadanos de a pie, han dejado colar serias críticas a la gestión de gobierno.

Los tres, a su manera, han hecho hincapié en la inacción sostenida que ha permitido que el fenómeno inflacionario crezca sin freno alguno en detrimento de la vida de los deltanos.

El Prof. Yánez declaró recientemente que afrontaba serias dificultades para conseguir sus medicamentos, compartiendo sus angustias con el ciudadano común que padece la cruzada diaria de hacer rendir el presupuesto para por lo menos comer.

Para Barreto “nadie parece ver ni hacer nada”, habiendo notorias fallas en los procesos de planificación de políticas públicas que puede conducir a soluciones efectivas en el corto y mediano plazo, y la ausencia de medidas preventivas en el ambiente y la salud que frenen el deterioro en la calidad de vida que afecta a la mayor parte de la ciudadanía.

Otro que también ha advertido “el riesgo de implosión que corre la revolución” es el sociólogo César Pérez Marcano, quien ha pedido con urgencia soluciones a las severas carencias que confrontan los deltanos.

Con esas “irreverencias” se han sumando a la lista de notables que en el ámbito nacional han expresado sus quejas por los errores cometidos en el seno de la revolución.

Habría que ver hasta qué punto son escuchados o ven desvanecerse sus cuitas en las procelosas aguas de la marea roja rojita.

Loading...