La Tucupita que no vemos

Existe una Sultana del Manamo, que olvidamos ver.

Deslumbrante de belleza, es víctima de nuestra indiferencia.

Desnuda y virginal, llena de atributos, nos fue legada por el Señor para su disfrute.

Aun así, hermosa y rozagante, diáfana y sumisa, merecedora de los mayores miramientos, incurrimos en el imperdonable error de vejarla, de afearla con nuestro proceder.

Las imágenes se corresponden con atractivos de nuestra ciudad capital, tan resaltantes y escondidos a la vez, que somos incapaces de reconocerlos y darles su justo valor.

Parafraseando la canción: “al Delta (árbol) debemos solicito amor, jamás olvidemos que es obra de Dios…”, disfrutemos nuestra versión tropical del paraíso, está justo delante y nos espera.

Modelos: Romilcar Carvajal y Andrés Gómez.

Fotografía: Eli Rondón Fagre 

 

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta