Foto: archivo.

Delta Amacuro es una entidad donde el porcentaje de agua es significativa y las corrientes marinas pueden poner en riesgo la vida de quienes hacen uso de los ríos y sus afluentes.

Este riesgo puede aumentar las estadísticas de mortalidad en Semana Santa por el alto flujo de personas a los balnearios, por tanto se recomienda mantener una aptitud preventiva para neutralizar los peligros, aunados a una corresponsabilidad entre vacacionistas y funcionarios.

Hugo Pérez, director de Protección Civil (PC) Delta Amacuro hizo algunas recomendaciones puntuales para los temporadistas:

En los balnearios

Al ser arrastrado por las aguas es fundamental mantener la calma, y pedir ayuda a los funcionarios de seguridad y prevención dispuestos y equipados para atender este tipo de eventos.

Adicionalmente, se recomienda a los bañistas permanecer en el área delimitado por las boyas porque son instrumentas que facilitan la vigilancia de los salvavidas, además es garantía de permanecer una zona segura de poca profundidad, y sin mucha corriente.

No acudir a playas prohibidas, porque la vigilancia será inexistente, y si está prohibido es porque se han detectado riesgos.

En capillas y catedrales

Ante cualquier incidente mantener la calma, y salir del lugar sin desesperación, sin correr y sin gritar para no afectar a otros asistentes.

Los organizadores de los eventos religiosos deben cuidar y mantener en todo momento la salida principal, de emergencia y otros puntos de escapes totalmente despejados.

Tener especial cuidado con las velas encendidas en los sitios cerrados, y no estar cerca de algunos elementos que pudieran ser inflamables como plásticos, o telas y otros materiales.

En la carretera

Mantener una distancia prudencial entre carros de 25 metros aproximadamente, bajar la velocidad en las curvas, y no olvidar la caja de herramientas. Antes de viajar el vehículo debe ser revisado en su totalidad y asegurar su buen estado.

Loading...
Compartir