Las redes sociales se han convertido en un envión significativo para las innovaciones y emprendimiento, hoy conoceremos la historia de Cacao.Choco.Delta, una empresa familiar que tiene sus cuentas oficiales en Facebook, e instagram.

Talla Tucupita en Facebook, y Cacao.Choco.Delta en Instagram es la vidriera que muestra productos 100% deltanos al mundo entero.

Sorprendentemente la catadora del chocolate de Choco.Delta, es una niña de cuatro años, hija de este matrimonio de emprendedores, y su gusto ha sido fundamental en cada aprobación de un producto antes de sacarlo al mercado; tiene gusto de dioses.

Nació indirectamente en el año 2008, cuando Deyli Rivas y Daniela Yemes, decidieron formalizar una relación de pareja. Este momento significó no solo una vida conyugal, sino también el inicio de emprendimientos para poder superar los retos de la vida… Con el paso del tiempo nació Cacao.Choco.Delta.

Esta iniciativa empieza a ser una luz de esperanza para los innovadores, la crisis en Venezuela ya no es un obstáculo, “es una oportunidad que hay aprovechar”, han dicho.

La base de los productos de Cacao.Choco.Delta es la semilla de cacao “muchos lo denominan la fruta de los dioses, el manjar de los dioses”, dice Daniela Yemes sentada frente al micrófono de Tanetanae.com, a partir del cual han nacido varios productos.

Con un proceso de secado, fermentado y tostado; se obtiene la pasta de cacao o licor de cacao, a partir de cual se obtiene la manteca de cacao, polvo de cacao, chocolate tradicional, y chocolate blanco.

Otros productos más procesados son la mezcla instantánea para chocolate, mezcla tipo Toddy, y polvo especial para repostería.

No solo producen chocolates, ahora han ido “mutando”, y han extendido la gama de productos hacia procesados de topocho, yuca y azúcar.

En el 2018, su productos de mayor impacto, es el café de maíz, si bien es cierto la falta de cafeína, es evidentemente más saludable que el café, como lo han asegurado los emprendedores.

Las nuevas generaciones consumirán esta bebida similar al café, y disfrutarán de productos 100% deltanos.

La harina de yuca, es otro de los productos de mayor demanda, y su uso sigue siendo diversificado, con el uso del 50% de harina de trigo, y 50% de harina de yuca se pueden confeccionar productos panaderos de alta calidad, y con un precio menor como ya ha sido demostrado.

Pensando en la población infantil, y la tercera edad, Deyli Rivas y Daniela Yemes, decidieron presentar una alternativa a base de harina de topocho, consientes de su alto contenido nutricional, este producto es una opción valedera muy económica, tan buena como la leche NAN.

 

Loading...