La fiesta del año, Ladies Night at the Red Carpet, fue suspendida en la recta final de su preparación.

El 4 de abril tendría lugar, debiendo ser postergada hasta nuevo aviso.

Cuando daba el salto de la campaña de intriga a un evento real, teniendo músicos, local, ángeles, fantasías y festejo bajo contrato, sufrió un corte abrupto.

La “cuarentena social” se antepuso y obligó a retroceder en la pretensión de ofrecer un espectáculo memorable.

Sus organizadoras, siempre de bajo perfil, decidieron pedir disculpas a los colaboradores, apoyos y a las personas que habían solicitado o adquirido entradas por las molestias ocasionadas.

Por lo pronto, fue reprogramada para mediados de mayo, esperando que el coronavirus desaparezca pronto y lo permita.

Loading...