Estudiantes del Instituto Radiofónico Fe y Alegría Tucupita,  realizaron la mañana de este viernes una pequeña actividad humanitaria con los pequeños de la Unidad Integral “Soñadores del Mangle Rojo”, centro ubicado en Delfín Mendoza.

El recinto alberga a menores que por circunstancias han sido abandonados por sus padres y familiares.

“Mami, papi, abuelito”, es lo que gritaban con alegría los pequeños  al mirar entrar a los estudiantes del IRFA.

Evaristo Ramos, estudiante del 10mo semestre, aseveró que este acto de amor es muy significativo debido a que los pequeños se distraen y sacan esa sonrisa de felicidad, oculta temporalmente, pero que sigue allí.

Carmelis Rodríguez, coordinadora de este centro, aprovechó la ocasión para concientizar a las autoridades que por ahora ostentan un poder político, a tomar la iniciativa de ayuda a la abandonada institución.

La justificada petición va desde el acondicionamiento del ambiente de estar, hasta la reparación de sus infraestructuras, pues en el centro viven seres humanos que merecen vivir dignamente hasta que algún alma caritativa llene sus corazones con calor familiar.

Durante la temporada de lluvia, cual si fueran las propias lágrimas de los pequeños, se inundan y empeora  la ya decadente situación.

“Sabemos que los deltanos somos de buen corazón y por eso hago el llamado a aquellas personas que quieran  colaborar con alimentos, ropas y juguetes, bienvenidos serán, dijo la coordinadora del centro humanista.

 

Loading...
Compartir